¿Hay que dejar junta entre piezas?

Sí, es técnicamente necesario y estéticamente beneficioso.

Técnicamente debido a que la cerámica (como todo producto que esté sometido a una cocción en su proceso de fabricación), varía sus dimensiones y como los materiales que se emplean son naturales y no del todo homogéneos, no contraen siempre en la misma dimensión. Por esa razón necesitamos dejar las juntas que absorben esas pequeñas diferencias de piezas. En las cajas se especifica la sugerencia de junta mínima según el producto.

Además es estéticamente conveniente, dado que suele mejorar y embellecer el diseño del piso o la pared y que cada pieza quede encuadrada. Hasta los productos rectificados suelen verse mejor si se los deja colocados con una pequeñísima junta de 2mm. Para productos sin rectificar se aconseja 4mm.

En todos los casos la pastina se puede tonalizar para que sea similar al producto.