¿Qué es la absorción de agua y cómo puede influir en mi compra?

Es una característica de todos los revestimientos. Tanto la cerámica como el porcelanato la tienen y está asociada al porcentaje de humedad que puede absorber una baldosa dependiendo de su porosidad en el cuerpo de la baldosa (la parte trasera que no tiene diseño, denominado bizcocho o pasta).

La cerámica puede alcanzar porcentajes de absorción alto y medio, pudiendo instalarse en diversos ambientes de edificaciones residenciales o comerciales, así como en muchas ciudades y zonas de países con clima tropical, seco y templado. Por presentar porosidad requiere un pegante o adhesivo regular sin aditivos especiales.

El porcelanato, debido a su alta compactación, alcanza menor porcentaje de absorción y está especialmente indicado en zonas donde hay nieve, heladas o cambios bruscos de temperatura. Al ser menos poroso y más compacto necesita un pegante o adhesivo especial que garantice su correcta adherencia.